Seguidores

miércoles, 14 de marzo de 2012

Testigo de sus besos, el lugar más humilde, de aquella salvaje ciudad.

Todo empezó la tercera semana, cuando el estaba borracho, y ella no sabía lo que hacia. 
Improvisado.
Al callejón mas oscuro, ponían por testigo,  de ese invierno triste y las deudas con su boca.
Unos labios carnosos, los de ella, rosados y pálidos, moviéndose imperceptiblemente, pronunciando palabras que llevan a la locura. 
Largas pestañas, abren paso a esos preciosos ojos marrones, mientras tratan de transmitir todo su amor, inútilmente. 

Él se acerca a ella, su mano se desliza por las curvas de su cintura, y un escalofrío les recorre a los dos. "Otra vez aquí".
Manteniendo las miradas, incapaces de moverse. Incapaces de detener, aquellos corazones, que ahora como uno, tocan un solo al estilo Clapton.

En ellos el problema de las cosas improvisadas. Que son improvisadas. 
- - -
Hi!(:
Siento haber escrito tan poquito últimamente, pero, sin inspiración ni motivación alguna. :S
Bueno lo más importante de todo, gracias a todos los que seguís, y a los comentarios de la ultima entrada, me ha hecho mucha ilusión ver que os gusta, y por eso he hecho un esfuerzo y he dicho voy a escribir algo, no se si os gustara mucho. Y decir, que hacéis de esta una sonrisa. ^^

1 comentario:

  1. Hola, concisas y precisas letras desnudan a golpe de talento la germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos.

    ResponderEliminar