Seguidores

viernes, 25 de noviembre de 2011

Porque somos princesas de un cuento infinito. (:


Más alta de lo que aparenta, con el pelo castaño largo, y con unos ojos que abren un mundo nuevo. Amante del cotilleo y dueña de la imaginación. Un sentimiento que perdura a lo largo de los años y de las diferencias. PACIENTE. Una sonrisa estúpida, un corazón alocado, una chispa eléctrica. Gran soñadora. Una cabeza loca. Fuerte. Guapa, muy guapa. Causante de miles de sonrisas. AMIGA DE VERDAD.
Nos hacíamos promesas, reíamos y reímos. Más que nadie. Vivíamos del aire, y de la fantasía. Nos encabezonábamos con nuestras cosas, y no veíamos más. Nos cogíamos de la mano, y hablábamos hasta debajo del agua. Aprendices del perfeccionismo, éramos las más imperfectas. Maestras a nuestra manera. Porque si la vida te da limones, hazte una limonada. Telefoneadotas profesionales. Palabras remplazadas por miradas. Canciones hartadas de ser cantadas, y apenadas por la voz cutre y fea que cantaba. Éramos a prueba de balas. Y hablábamos en voz alta sin decir nada.

Porque ella es la única que consigue que pierda los modales y los recupere con la misma facilidad en que aparecen las estrellas en el azul oscuro de la noche.



                                        Y esta, NUESTRA historia, empezó con un PARA SIEMPRE.

4 comentarios: